Las preguntas para una entrevista de trabajo que mejor [nos] funcionan

ejemplos de preguntas para una entrevista de trabajo que puedes hacer como entrevistador

Hace nada te contamos cómo renovar tus entrevistas de empleo a través de las últimas técnicas de RRHH que van más allá del proceso de selección tradicional. Aprovechando la ola de ideas, sacamos a relucir las preguntas en una entrevista de trabajo que mejor resultado dan para saber no solo si un candidato puede hacer el trabajo sino si de verdad quiere hacerlo y encaja en la cultura empresarial.

Y no, no es que te vayamos a contar que en tu entrevista laboral incluyas la típica pregunta de “las 3 cualidades y los 3 defectos”. Estas y otras preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo están tan vistas que seguramente la mayoría de tus candidatos estén preparados para decirte lo que quieres oír.

Nosotros preferimos contarte lo más práctico y estos para nosotros son 1o buenos ejemplos de preguntas y respuestas para una entrevista de empleo que funciona y puedes aplicar desde la primera fase de selección.

Las 10 preguntas para una entrevista de trabajo exitosa en 2019

¿Qué opinas sobre…?

¿Qué opinas sobre el nuevo modelo X que acabamos de lanzar? ¿Has leído algo de nuestra nueva estrategia para X? ¿Has visto nuestra última campaña, qué opinas? Sea como sea que formules esta pregunta, ten siempre en mente que lo quieres saber es cómo de interesado realmente está el candidato en el puesto/la empresa.

Hoy en día es súper fácil estar informado sobre las últimas novedades de un producto, una empresa, una campaña… Si el candidato está verdaderamente interesado, no tendrá problema en darte su propia opinión sobre el tema.

Eso sí, escoge un tema actual de la empresa o que haya tenido gran repercusión en los medios, tampoco intentes buscar el candidato perfecto que se haya memorizado toda vuestra historia. Si buscas nuevas ideas sobre qué preguntar en una entrevista de trabajo como entrevistador, esta es sin duda una de las preguntas clave.

¿Por qué crees que encajarías bien en nuestra empresa y no en otra como por ejemplo nuestra competencia?

Sabemos que es una pregunta básica en entrevista de empleo pero es que funciona realmente bien.

Aquí no se trata de que el candidato te diga que otras empresas son peores (es más, mejor huir de aquellos candidatos que critican abiertamente otras empresas).  La clave de esta pregunta es que el candidato sepa responderte por qué él se identifica de una forma real con tu empresa.

Esto no es muy complicado para el candidato. Todas las empresas comunican una serie de valores que las definen y además por redes sociales, cada vez es más fácil conocer cómo son esas personas detrás de cada empresa.

Por tanto, si de verdad es fan de tu empresa no le resultará muy difícil contestar por qué es un buen fit. ¡Ah! No vale que te diga que sí que tiene tales valores, el candidato ideal te demostraría a través de ejemplos cómo se identifica con estos.

Además, con esta pregunta puede que el candidato mencione de alguna forma quién es tu competencia y por lo tanto, sabrás si además está informado sobre el mercado.

¿Por qué crees que eres el mejor candidato para este puesto?

En esta pregunta trampa es muy habitual que muchos candidatos desvíen la respuesta y te expliquen por qué quieren ese trabajo en vez por qué él/ella son la opción perfecta para el puesto.

Haciendo esta pregunta tan sencilla pero tan ambigua podrás intuir seguramente la motivación real de cada candidato.

¿Por qué quieres dejar tu trabajo actual / dejaste tu último trabajo?

Normalmente los candidatos cambian de trabajo para mejorar las condiciones laborales (no solo salariales), tener más responsabilidad, desarrollar algo nuevo, porque les gusta más la empresa nueva o simplemente porque están descontentos con su empresa actual.

Por supuesto, las situaciones de despido en las las causas han sido ajenas al candidato son perfectamente válidas. ¿No despidieron al mismo Steve Jobs de Apple y años más tarde lideró la compañía?

Ten en cuenta que es muy probable que el candidato no vaya a ser 100% sincero contigo en esta pregunta. Aún así, es mejor incluirla en la entrevista porque te ayudará a comprender la situación actual del candidato y qué es lo que busca con este nuevo puesto: más tareas, mejor formación, una empresa más pequeña, una empresa más dinámica, un ambiente flexible, mejora salarial, ambiente internacional, posibilidad de trabajar en remoto…

Es mejor intentar que el candidato te cuente todas sus motivos y expectativas desde la primera entrevista para ver si verdaderamente es lo que ofrecéis y sobre todo, si esa persona es honesta.

Si no metes esta pregunta en la entrevista, es muy probable que después surjan expectativas laborales que no se hacen realidad o incluso que el candidato termine marchándose mucho antes que después.

¿Qué blogs/ libros/revistas/influencers te gusta seguir en X (la especialidad del puesto/la industria)?

Esta pregunta te dará mucha información sobre si a un candidato le interesa de verdad el puesto, la industria y sobre todo, si le gusta tanto ese trabajo que invierte tiempo en informarse sobre las últimas novedades o incluso se forma continuamente.

Hoy en día hay más especialidades que nunca y hay muchas más posibilidades de formarse en lo que a alguien de verdad le interesa o tiene inquietud. Son estos profesionales que se preocupan por sus intereses y ambiciones profesionales los que seguramente desempeñarán mejor su trabajo que alguien que está en un puesto simplemente por tener la seguridad de tener empleo.

Además, para un apasionado del sector o del producto/servicio, será bastante agradable poder hablar de medios y gente que sigue. En definitiva, te darás cuenta en seguida de si está cómodo y disfruta de esta pregunta.

¿En qué rango salarial te mueves?

Esta es una pregunta que aunque parezca demasiado directa en la primera entrevista, hay que hacer sí o sí.

A nosotros siempre nos ha ahorrado mucho tiempo saber de antemano este dato ya que por muy bien que alguien encaje en un puesto, no servirá de nada seguir entrevistándole si el gap entre el salario deseado y el propuesto es demasiado alto.

Es también crucial preguntarlo porque obtendrás información sobre qué candidatos son más flexibles a ajustar su salario si le encanta el proyecto, el puesto o incluso las condiciones.

¿Qué opinas de las críticas de otros compañeros hacia tu trabajo?

Cada vez hay más y más empresas que instauran una cultura de feedback entre sus empleados. Somos de los que creemos que aunque cueste, dar y recibir opiniones constructivas es lo más valioso que puedes hacer para crecer como un buen profesional.

Es la manera más transparente tanto para apreciar y felicitar el trabajo bien hecho como para darse cuenta y aprender de los errores en el trabajo. Esta dinámica de feedback constructivo es sin duda lo que hace crecer de manera conjunta a un equipo y por tanto, que sea mejor.

Identificar a personas que apoyen iniciativas tan importantes para el éxito de tu empresa como puede ser esta, es fundamental en tu proceso de selección.

Cuéntame una situación real en la que hayas tenido que…

Tomar una decisión rápidamente sin mucha información de antemano, por ejemplo. Esta pregunta en concreto sería muy práctica si quisieses valorar la capacidad del candidato para actuar con rapidez o solucionar un problema.

Pero podrías acabar esta pregunta con cualquier otra frase que resalte algo importante para el puesto. Con otro ejemplo, si una de las skills que más buscas es la capacidad para liderar o influir en otros, podrías terminar la frase diciendo “…presentar a los demás una de tus ideas que no tenía demasiada aceptación en principio”.

Si fueras a Marte, ¿qué llevarías?

En realidad, podrías decir esto o cualquier otra cosa que desconcierte al candidato. La idea detrás de hacer esta pregunta es que al candidato le pille totalmente por sorpresa y por tanto, le veas reaccionar de manera real a una situación que no es esperaba.

No es tanto el qué diga (que cada uno se lleve lo que quiera a Marte) sino el qué haga ante algo impredecible, una situación muy habitual sobre todo si en tu empresa se trabaja con una dinámica flexible.

Otra manera de ver la reacción del candidato ante algo impredecible sin hacer esta pregunta sería introducir este elemento sorpresa desde fuera. Por ejemplo, llevarte al candidato a tomar un café y hacer que el camarero se equivoque a propósito en su pedido o una de las situaciones que aparecen en la mítica entrevista de Heineken “The candidate”.

¿Tienes alguna pregunta?

Por muy banal que parezca esta pregunta al final de las entrevistas, es crucial hacerla. Cualquier candidato verdaderamente interesado en la empresa o el puesto, tiene preguntas.

Bien sea por dudas que surgen tras la misma conversación en la entrevista, sobre algunos detalles que haya visto en la oferta de los que quiera más información o sobre la cultura empresarial, por dar algunos ejemplos.

Un candidato que no tiene preguntas es probablemente alguien que no está demasiado interesado en la posición o que prioriza el tener un trabajo (el que sea) antes que buscar uno que le encante.

A parte de estos consejos, nos gusta además hacer alguna de estas preguntas de entrevista de trabajo en inglés. Más que un título, nosotros lo que queremos es una persona que sepa trabajar en inglés por lo que mantener una parte de la entrevista en ese idioma es la mejor manera para darnos cuenta de cómo se desenvuelve cada candidato.

Esperamos que estos 10 ejemplos de preguntas y respuestas para una entrevista de trabajo te hayan servido de ayuda y sobre todo, para ahorrarte algún que otro disgusto en las fases de selección siguientes.

Y tú, ¿también tienes otras preguntas básicas que como entrevistador metes sí o sí en tus entrevistas de trabajo?