Ejemplos de marcas con un buen marketing infantil en el mundo online

La transformación digital ha tardado en alcanzar al marketing infantil. Hasta hace no mucho la publicidad sobre el mundo de la maternidad y, sobre todo, los anuncios publicitarios dirigidos a niños y adolescentes solían limitarse a formatos tradicionales, con alguna pequeña inclusión en el mundo online.

Pero poco a poco aparecen buenos ejemplos de lo que la digitalización puede aportar en varios frentes del marketing mix, como la promoción y la distribución.

El valor del ‘contenido de usuario’ en marketing infantil

Niños y adolescentes no son solo los creadores y clientes del futuro, sino también del presente.

La influencia de los niños en las compras familiares es ya una realidad, sobre todo en aquellas destinadas directamente a ellos. Y para estos niños consumidores el mundo digital es una prolongación de su vida offline, integrada con naturalidad en su día a día.

De hecho, los vídeos de unboxing de juguetes están entre los más consumidos en Youtube, al igual que las historias que inventan con sus muñecos.

Es más, podemos hablar ya de Kid influencers, tanto en la plataforma de vídeo, como en TikTok o Instagram.

Y, en todas ellas, hay buenos ejemplos de contenido creativo o de normalización. Cuentas de familias influencers como @Pepitamola, por ejemplo, que visibilizan con naturalidad el síndrome de Down ante miles de seguidores.

A ellos se suman, además, los adolescentes y jóvenes gamers, cuyas partidas de videojuegos arrasan, también, en Twitch.

El despegue del online marketing infantil

Niños, niñas y adolescentes han ido dejando claro lo que buscan, lo que les interesa, lo que quieren. Las marcas ya no subestiman su criterio y conceptos como publicidad infantil y estrategia persuasiva han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos.

The Bellies, el éxito de la transformación digital de Famosa

Estos muñecos arrasaron la pasada Navidad. Tanto que hubo reventa por el triple de su precio original.

¿Por qué? Eran bonitos, hablaban un idioma extraño, traían algunos accesorios… Pero, sobre todo, habían triunfado en Youtube.

¿Cómo? En vídeos de juguetes de influencers españoles y en contenidos hechos por tantos otros. También en el propio canal creado por la marca, con un tono cercano al de los sketchs y vídeos que crean y consumen los niños.

Hoy el marketing infantil pasa por una estrategia multicanal

Los niños disfrutan creando sus propias historias con juguetes, y también viendo cómo cobran vida. De ahí el éxito de los vídeos protagonizadas por ellos.

Playmobil ha sabido verlo y ha creado ‘Playmo high’, su primera serie de producción propia para Youtube. Una animación en stop motion, con una primera temporada de 19 episodios.

Transformación digital del sector infantil: serie de Playmobil Playmo High

Imagen de ‘Playmo High’, la serie creada por Playmobil

 

Otros, como Mattel o Hasbro, van más allá, y han anunciado una fuerte apuesta por la producción cinematográfica propia. Sí, Barbie o los Transformers habían protagonizado ya algunas películas, pero la idea ahora es aprovechar mucho más el potencial del transmedia infantil.

Los productos de Baby Shark van en la misma línea. De canción viral en Youtube a muñecos, libros, camisetas y su propia serie en Nickelodeon (aunque los rumores apuntaban inicialmente a Netflix).

Y Nike, por su parte, ha apostado por el product placement dentro de un videojuego para llegar a jóvenes y adolescentes, su público objetivo. Así, el pasado mayo, las Air Jordan aterrizaban en Fortnite, uno de los más conocidos, convertidas en zapatillas virtuales para personajes de pago dentro del juego.

Transformación digital: product placement virtual

Zapatillas de Nike en Fortnite

Pero también empresas más pequeñas han comenzado a integrar el mundo digital en sus campañas.

¿Cómo atraer niños hacia un negocio en el siglo XXI? Vidal Golosinas, por ejemplo, ha incluido en ellas a  María Querol, antes concursante de Masterchef Junior, ahora influencer adolescente en Instagram.

Ejemplos de marketing infantil en retail

La cadena de jugueterías Toy Planet ha anunciado la inclusión de pantallas digitales en sus establecimientos. Y también la creación de una app interactiva como nuevo canal de comunicación con el cliente. Pero la transformación digital del sector infantil no acaba ahí.

El escaparate de la juguetería Así en la Gran Vía de Madrid fue durante años todo un referente, siempre lleno de casas de muñecas de madera, enormes peluches, muñecos y cajas de música.

Hoy ha cambiado Gran Vía por comercios en otras zonas, y la venta online. Tanto en su web como en un marketplace como Amazon, cada vez más interesado por el mundo del juguete.

No es la única. Silvia, por ejemplo, es autónoma, creadora de juguetes de madera artesanales que comercializa en Amazon con su propia marca, ‘El taller Aserrín Aserrán’, y mayor visibilidad.

Para otras, como M&H, firma española de ropa infantil, el aumento de visibilidad llegó gracias a la viralidad de las redes sociales y unas fotos de la princesa Charlotte, de Reino Unido, con sus diseños. Su capacidad para vender online a toda Europa ha hecho el resto.

Transformación digital- Charlotte con diseño de M&H

Imagen oficial de la princesa Charlotte, vestida de M&H, marca española

Porque la transformación digital no es algo exclusivo de los gigantes del sector. Seas autónomo o trabajes en una gran empresa, puede suponerte muchas ventajas.

Crear un blog con contenido de calidad que te ayude a posicionarte, empezar a vender online o buscar influencers adaptados a tu sector resulta cada vez más útil. Y nosotros podemos ayudarte a encontrar los mejores profesionales del sector digital para desarrollar un marketing infantil o familiar adaptado a las nuevas demandas del mercado.

Marketing de contenidos, Publicidad online, Social Media Marketing

Deja un comentario